Christ Ahnsahnghong-ois.org.es

Hoy en día, los que difaman a Cristo Ahnsahnghong y a Dios Madre, dicen que no pueden creer que Cristo Ahnsahnghong es Dios debido a su vida física y su entorno. Examinemos por medio de la Biblia lo absurda que es esta insistencia.

En primer lugar, pensemos en la historia de Jesús, que vino hace dos mil años. La historia de su primera venida juega un papel importante como espejo de su segunda venida. Examinar por qué los que creían en Dios criticaron y rechazaron a Jesús, sin duda nos ayudará a entender las cosas que están pasando en esta época. Entonces, ¿qué profetiza la Biblia acerca de la venida de Dios en la carne?

Isaías 8:13-14 “A Jehová de los ejércitos, a él santificad; sea él vuestro temor, y él sea vuestro miedo. Entonces él será por santuario; pero a las dos casas de Israel, por piedra para tropezar, y por tropezadero para caer, y por lazo y por red al morador de Jerusalén.”

La Biblia profetiza que Dios se convertirá en un santuario o refugio para el pueblo de Dios. Entonces, ¿por qué profetiza que Jehová Dios será por piedra para tropezar, por tropezadero para caer, y por lazo y por red? Esto es porque Dios ha venido en la carne. El profeta Isaías profetizó que no encontraríamos parecer ni hermosura en Cristo, quien vino en la carne, para que lo deseemos.

Isaías 53:2-3  “Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.”

Sin duda, todos sabemos que esta profecía es acerca de Jesús. En realidad, Jesús es Dios que vino para nuestra salvación. Entonces, ¿por qué la Biblia profetiza que será despreciado y que no lo estimarán? Isaías explica esta razón como “no hay parecer en él, ni hermosura”. Esto significa que su vida física y su entorno se convertirán en una piedra que nos haga tropezar, haciéndonos difícil reconocer a Jesús como el Cristo. El apóstol Pedro testificó que esta profecía fue cumplida por Jesús.

1 Pedro 2:4-8 “Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, más para Dios escogida y preciosa, […] Jesucristo. […] Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.”

Estos versículos también nos dicen que, para los que creemos en Jesús, Él se convertirá en una piedra viva y preciosa, pero para los incrédulos se convertirá en piedra de tropiezo y roca  que hace caer. Todo esto pasó porque lo rechazaron por sus aspectos físicos. Examinemos algunos versículos que nos digan la razón por la cual rechazaron a Jesús.

Lucas 11:38 “El fariseo, cuando lo vio, se extrañó de que no se hubiese lavado antes de comer.”

En ese tiempo, comer sin lavarse las manos era como comer con las manos sucias y sin cubiertos. Aunque Jesús era Dios, que vino de acuerdo con las profecías, no podían creer en Él después de verlo comer con las manos sucias.

Mateo 11:18-19 “Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: Demonio tiene. Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y dicen: He aquí un hombre comilón, y bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores. Pero la sabiduría es justificada por sus hijos.”

Jesús estaba siempre con los publicanos y con los que eran considerados pecadores. Los publicanos eran los que trabajaban para Roma, y por eso eran odiados por los judíos. Ya que este tipo de personas estaban con Jesús, Él fue criticado porque estas condiciones físicas eran suficientes para cubrir la gloria de la verdad.

¿Cómo es en esta época? Los difamadores de Cristo en su segunda venida, el Señor Ahnsahnghong, insisten con los mismos argumentos de hace dos mil años, que Cristo Ahnsahnghong no puede ser el Cristo, poniendo como pretexto la familia o los hijos físicos de Cristo Ahnsahnghong. Entonces, de acuerdo con su insistencia, ¿tener una familia o hijos es un pecado para Cristo? La Biblia nos revela con precisión la identidad de los que prohíben el matrimonio y lo consideran una mala acción.

1 Timoteo 4:1-3 “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.”

La Biblia nos enseña claramente que prohibir el matrimonio es una enseñanza de demonios, con lo cual podemos entender fácilmente la identidad de aquellos que calumnian a Cristo con este asunto. Entonces, ¿cómo mira Dios el hecho de tener familia e hijos a través del matrimonio?

Génesis 2:18 “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.”

Dios dijo que no es bueno que el hombre esté solo, por lo que le dio una ayuda idónea para formar una familia. Fue muy bueno para Dios ver formada una familia e incluso tener hijos.

Génesis 1:27-28, 31 “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. […] Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. […]”

De acuerdo con los versículos mencionados anteriormente, Dios creó a Adán y Eva para formar una familia y les hizo aumentar en número. Y viendo todo lo que había hecho, he aquí que era bueno en gran manera. Es muy lamentable que algunas personas estén difamando como si tener una familia fuera algo malo.

E incluso yendo más lejos, se preguntan cómo Dios puede tener hijos con una de sus hijas, puesto que todos somos hijos de Dios. Esta es una insistencia errónea de aquellos que no pueden distinguir entre el aspecto físico y el aspecto espiritual.

Si consideramos su insistencia, ¿puede Jesús nacer a través de una de sus hijas, María? Asimismo, ¿cómo podemos tener familias e hijos si somos hermanos y hermanas espirituales? Hay que saber distinguir el mundo físico del mundo espiritual. De lo contrario, llegaremos a ser como los fariseos que entraron en la destrucción tras criticar los aspectos físicos de Jesús.

El propósito de la venida de Jesús a esta tierra es liberarnos del pecado y darnos la salvación. La Biblia da testimonio de los procesos que Jesús tendría que efectuar para concedernos la salvación.

Hebreos 2:14-17 “Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham. Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo.”

¿Cuál fue la razón por la que Jesús también participó de carne y sangre? “Para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte”, el diablo, y esta es la razón por la cual debía hacerse como nosotros, totalmente humano en todos los sentidos. Esto significa que la vida y el entorno físico de Jesús no eran muy diferentes de los nuestros. Y lo mismo ocurre con Cristo en su segunda venida, el Señor Ahnsahnghong. La vida y el entorno de Cristo Ahnsahnghong no eran muy diferentes de los nuestros. Él también tenía una familia y crio hijos, lo cual no debe considerarse algo extraño en absoluto.

La Biblia nos dice que Dios vino a esta tierra por nuestros pecados. Él atravesó todo tipo de graves sufrimientos mientras habitaba en esta tierra a causa de nuestros pecados. Entonces, ¿qué mentalidad debemos tener los hijos sinceros que nos hemos arrepentido? Si el Padre celestial vino a esta tierra en cuerpo a causa de nuestros pecados y recorrió el camino del sufrimiento, ¿podemos criticar su entorno físico? No. Nunca debemos criticar sus aspectos físicos.

Los apóstoles que recibieron a Jesús y entraron en la salvación en los tiempos de la primera venida de Jesús, se han convertido en un buen ejemplo para nosotros. ¿Qué tipo de fe tenían hacia Jesús, que los llevó a la salvación? Averigüémoslo a través de la Biblia.

2 Corintios 4:4-6 “en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. […] Porque Dios, que mandó que de las tinieblas” resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.”

El dios de este mundo interfiere de modo que la luz del evangelio, que muestra la gloria de Cristo, no pueda brillar. Sin embargo, los apóstoles únicamente recibieron a Cristo con el evangelio, por lo cual pudieron darse cuenta de la gloria de Cristo.

2 Corintios 5:16 “De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así.”

Los apóstoles tomaron la decisión de no reconocer a Cristo según la carne. Tenemos que imitar la fe de los apóstoles. Aunque el mundo critique los aspectos físicos de Cristo Ahnsahnghong, debemos recibirlo mirando solo la verdad que nos conducirá a la salvación.

Aunque Dios se convierte en un refugio santo para los creyentes, Cristo se convierte en un tropezadero para los que juzgan a Cristo según su vida física y su entorno. En esta época, Cristo Ahnsahnghong y la Madre celestial, que vinieron de acuerdo con la profecía de la Biblia, se convertirán en el refugio para los que los reciban. Sin embargo, Cristo Ahnsahnghong y la Madre celestial se convertirán en tropezadero para aquellos que solo miren sus aspectos físicos. Todos tenemos que entrar en la salvación recibiendo a Cristo que vino en la carne, como el refugio santo, en lugar de tropezar en el tropezadero.

¿El hecho de que Cristo Ahnsahnghong no dejara ningún escrito sobre “Elohim”, significa que negó a Dios Madre?
¿La Iglesia de Dios fuerza a las personas a permanecer en la iglesia sembrando en ellos el miedo a los desastres?
 

Temas relacionados : , , ,

 

5 comentarios

  1. Sofia says:

    “Debido a la vida y el entorno de Cristo Ahnsahnghong, puedo creer que Él es Dios!”

  2. […] únicamente a salvar una sola alma, y por eso, él restauró el nuevo pacto que fue destruida. Cristo Ahnsahnghong es el Dios Padre que vino a esta tierra con su amor. Por eso, la Iglesia de Dios Sociedad Misionera […]

  3. Lucy says:

    Creo en el Dios Padre Ahnsahnghong y en Dios Madre conociéndolos en espíritu. El pueblo de Dios los reconocerán como nuestros salvadores con toda la profecia segura de la Biblia.

  4. Esteban says:

    La Biblia y los profetas profetizaron que que Dios será por piedra para tropezar, y por tropezadero para caer, y por lazo y por red a las dos casas de Israel.
    Por eso, si juzgamos a Dios que vino en cuerpo conforme a los que podemos ver con nuestros ojos, nunca podemos recibirlo.
    Lleguemos a ser los que enteramente entienden y reciben a Cristo de acuerdo con las profecías de la Biblia.
    Creemos en Cristo Ahnsaahnghong no debido a su vida y su entorno sino debido al cumplimiento de las profecías de la Biblia.

  5. linda says:

    La Biblia dice “Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron” (Ro, 15:4). A través de la historia de Jesús en su primera venida hace dos mil años, podemos entenderlo claramente. ¿dónde estarían los fariseos y los lideres de religiosos quienes rechazaron el salvador viendo solo la parte corporal de Jesús en su primera venida? Pero, los apóstoles como Pedro, Juan y Pablo, etc. quienes recibieron el salvador viendo las profecias de la Biblia, ciertamente estarían en el paraíso con Dios. ¿Cuál camino quiere seguir? ¿Camino de los fariseos o los apóstoles?
    Nosotros podemos comprender a Cristo quien vino a esta tierra en la carne únicamente a través de la Biblia con los ojos de las profecías.
    Recibamos a Cristo Ahnsahnghong y a Dios Madre (la Madre Celestial) quienes vinieron a esta tierra en la carne conforme a las profecías de la Biblia y vamos al reino de los cielos.

Comentario por correo