la noche que nieve-ois.org.es

Esta historia es de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

E l clima se enfriaba mientras soplaba el viento de la noche. Mientras veía cómo el fuerte viento hacía vibrar el cobertizo de las ventanas, pensé que mañana haría mucho frío. Inmediatamente después, sonó mi teléfono. Vi la pantalla de mi celular, y era mi mamá.

“¿Todo está bien? Hará frío hasta la próxima semana, según el pronóstico del tiempo. Cuídate de no resfriarte.”

“Mamá, ya no soy una niña.”

“Desde que eras niña siempre te resfriabas. Me preocupo más por ti cuando llega el invierno.”

“Lo sé, y me estoy cuidando, por eso no se preocupe mucho. Iré y visitaré a Eun Seo cuando salga de vacaciones.”

“Está bien, cuídate…”

Después de intercambiar estas palabras con mi mamá, que estaba llena de preocupación, colgué el teléfono.

Ya han pasado diez años desde que me mudé de la casa de mi mamá, pero cuando llega el invierno, ella me dice repetidamente que tenga cuidado de no resfriarme. Soy una persona adulta, pero parece que a los ojos de mi madre todavía soy la niña débil que está por morirse con una fiebre alta. Entre los tres hermanos, yo era muy débil desde la niñez, y solía sufrir de muchas enfermedades. Esto sucedió más o menos a los cinco años de edad: una noche muy fría, más fría que hoy, cayó nieve toda la noche. Después de vomitar todo lo que tenía, quedé exhausta y luchaba por respirar con una fiebre alta y una severa tos; apenas podía respirar. De pronto, mi mamá empezó a correr mientras me cargaba en su espalda. En estos días podemos contar con 24 horas de servicio de emergencia, pero en el pasado era muy raro encontrar un hospital con servicios nocturnos. Ya había pasado la medianoche y no había taxis ni buses. Para ir al hospital que estaba a más de 10 kilómetros de distancia de la clínica local, mi mamá corrió sin descansar en medio de la ventisca, que había acumulado nieve hasta la altura de los tobillos.

“¡Por favor, abra la puerta! ¡Mi hija se está muriendo!”

Aunque  yo  estaba  inconsciente,  podía  escuchar  a  mi  mamá  tocando violentamente la puerta del hospital que ya estaba cerrada. Íbamos de un hospital a otro, y después de muchas horas pude recibir atención médica.

“¡Doctor, por favor salve a mi hija!”

La voz de mi mamá que estaba llorando y suplicándole al médico que me salvara, hacía eco en mis oídos.

Cuando recuerdo esos momentos, mis ojos se llenan de lágrimas. Mi mamá, que corría sin descansar en la fría ventisca para salvarme, me recuerda a la Madre celestial, Dios Madre. Nuestra Madre vino a esta tierra vestida de la ropa de espinas; yo derramo lágrimas de arrepentimiento al escuchar su ansiosa voz que grita: “Hijo mío, hija mía”, para buscar a sus hijos. Pienso en la Madre que está orando con lágrimas por las almas de los hijos, sin dormir ni descansar, aunque ya es muy tarde. Quiero terminar rápidamente el sufrimiento de la Madre, encontrando a los hermanos y hermanas a quienes la Madre tanto extraña.

Nacer de nuevo por medio del bautismo
Los seres humanos y el alma
 

Temas relacionados : , , ,

 

8 comentarios

  1. Esteban says:

    Viendo con ojos de los padres, todos los hijos no son más que unos niños pequeños sin hacer caso de sus edades.
    Pero los hijos no pueden comprender el corazón de los padres.
    Lo mismo sucede espiritualmente.
    Cristo Ahnsahnghong(Dios Padre) y La Madre celestial(Dios Madre) quienes son los Padres celestiales no se olvidan de nosotros, y se compadecen de nosotros que dieron a luz con sus carnes y sus sangres, nunca se olvidarán de nosotros aunque olvidemos a ellos.
    Isaías 49:15 ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.
    Nosotros no tenemos que olvidarnoslo.
    Dándoles gracias al Padre y la Madre quienes dejan todo lo que tienen y que están sufriendo para nosotros por su gran amor, voy a ser su hijo que no se olvide el amor y el sacrificio de los Padres celestiales, y que les complazco.

  2. Ingrid says:

    Muchas personas en el mundo dicen que no pueden entender la existencia de Dios Madre. Y alguien dice que ¿cómo Dios puede ser el hombre? Estas palabras realmente me hacen doler mi corazón. Yo pienso que ellos están hablando así porque no han encontrado Dios Madre. Si ellos encontraran Dios Madre, claramente pueden entender que ella es Nuestra Madre Celestial. Pueden conocer todo que cuánto tiempo está esperando a nosotros y cuánto nos ama mucho. Dios Madre ha vivido toda la vida solo para buscar sus hijos perdidos del cielo. Por favor venga ahora a la Madre Celestial quien todavía está esperándonos con la oración sin descansar. Y deseo que permanzca en el amor eterno de Dios Madre.

  3. Monce says:

    La madre terrenal está viviendo con mucho sacrificio para su hijo.
    Por medio de la madre terrenal, podemos entender que nuestra Madre celestial también está recorriendo el camino de sacrificio y aflicción, solo para salvarnos.
    La razón de su sacrificio y aflicción es solo para salvarnos, nada más.
    Demos gracias a Dios Madre(Madre celestial) por su gran amor y gracia.
    Y nunca olvidaré su amor y su gracia.

  4. linda says:

    Lo mismo sucede espiritualmente.
    Nuestra Madre Celestial (Dios Madre) vino a esta tierra en la carne para salvar sus hijos.
    Si no hubiera venido, ,en otras palabras, si hubiera dejado así, ellos había tenido que morir por sus pecados.
    Sin embargo, sus hijos no comprenden el corazón de Dios Madre (la Madre Celestial).
    Solo ella se pone nerviosísima por sus hijos. y está caminado el camino de sacrificio sin descansar orando todo el tiempo para salvar sus hijos. Quiero terminar rápidamente el sufrimiento de Dios Madre, encontrando sus hijos perdidos.
    Le doy gracias por su gran amor. Venga a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial(IDDSMM) y Reciba nuestra Madre Celestial.

  5. mina says:

    Las cosas de la tierra son figura y sombra del cielo.
    Podemos entender el amor del Dios Padre y de Dios Madre un poco a través del amor del padre y la madre de la tierra.
    Dios Padre y Dios Madre también nos buscaban siempre aunque lloviera o nevara.
    Cuando yo pienso en eso, siempre caen lágrimas por que lo siento mucho.
    Espero que todos estudiando la Biblia poco más, regresen al seno de la Madre rapidamente.
    Galatas 4:26 Mas la Jeruslaén de arriba, la cual es Madre de todos nosotros, es libre.

  6. Diniela says:

    ¡Qué el amor de las madres físicas tan grande y profundo! esto es una sombra del amor de la Madre Celestial.

    Entonces, ->¿Cuánto más inmenso y profundo es el amor de la Madre Celestial?
    Nidia podría medir el amor de Dios Madre. me di cuenta una vez más el amor bello de las madres y la Madre espíritual.

    hoy también vivo con gozo, en el mundo cansado y difícil por tener esperanza del cielo que Dios Madre me lo da.

  7. Lucy says:

    Para salvarme,
    Padre del cielo cargó tantos pesos de mis pecados.
    Para salvarme,
    Madre del cielo derramó tantas lágrimas por el perdón de mis pecados.
    Su inmenso amor y el sacrificio salvó a este gran pecador.
    Para retribuir su gran amor seguiré su camino con gratitud.
    Alabanzas y loas a Dios Elohim hasta la eternidad.

Comentario por correo