150-relacion con Jesus-ois.org.es

Los testigos de Jehová y muchas otras iglesias no entienden claramente la relación entre Jesús y nosotros. En realidad, si entendemos la Biblia, no es difícil de comprender. Examinemos las palabras de Jesús:

Juan 10:10 “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” 

Juan 6:54 “El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.”

Jesús dijo que la razón por la cual vino a esta tierra fue para dar vida, vida eterna, por medio de su carne y su sangre. Entonces, ¿cómo debemos llamar al que nos ha dado la vida con su carne y su sangre? Por supuesto, Él debe de ser nuestro Padre.

Por medio de otros versículos podemos entender claramente la relación entre Jesús y nosotros. En el siguiente versículo, podemos entender una vez más por qué Jesús vino a esta tierra para salvarnos a los pecadores que estábamos destinados a la destrucción eterna según nuestros pecados cometidos en el cielo.

Hebreos 2:14-15 “Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.”

Jesús dijo que el propósito de su venida no fue para otros sino para salvar a sus hijos que participan de carne y sangre y estaban sujetos a la servidumbre de la muerte. “Hijos”, se refiere a nosotros, y como se menciona en los versículos anteriores, somos “los hijos de Jesús”. Si examinamos estos versículos más detenidamente, podemos entender que ciertamente fuimos sus hijos en el cielo, antes que pecáramos y viniéramos a esta tierra. El profeta Isaías profetizó acerca de Jesús que vendría a esta tierra para salvarnos.

Isaías 9:6 “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.”

Mateo 9:13 “Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.”

Si unimos estos dos versículos y examinamos lo que se dijo, podemos darnos cuenta de que Jesús vino a esta tierra para salvar a sus hijos que son pecadores, con el mismo aspecto que nosotros. Entonces, ¿cómo llamábamos a Jesús cuando estábamos en el cielo? Lo habríamos llamado: “Padre”, dado que Jesús es el Padre de nuestras almas. Ya que estábamos sujetos a la esclavitud de la muerte por nuestros pecados, Jesús vino personalmente a esta tierra con la ropa del pecado. Oro sinceramente para que todos puedan entender la verdad de la trinidad y hallen el verdadero camino de la salvación.

Me gusta y Compartir :
El origen de Halloween y la enseñanza bíblica del alma del hombre
El ABC de los primeros auxilios y la respiración
 

Temas relacionados : , , , , , , , , ,

 

11 comentarios

  1. Lucy says:

    Es una innegable verdad de la Biblia que Jesús es nuestro Padre del cielo quien vino a esta tierra para buscar y salvar a sus hijos. La explicación de Hebreos 2:14-15 es muy clara y definitiva.

  2. Roy says:

    En verdad Dios MADRE nos explica todo

  3. Alma says:

    Jesús es nuestro Dios quien vino a esta tierra con el mismo aspecto que nosotros para salvar a sus hijos que son pecadores.
    Debemos creer en Jesús para nuestra salvación.

  4. maru says:

    Jesús es el Padre de nuestras almas.

  5. jessica says:

    Jesús es nuestras Padre~!!!!!

  6. Helen says:

    La Biblia testifica claramente que Jesús es nuestro Padre celestial que vino a la tierra para salvarnos y llevarnos al reino de los cielos. Así que tenemos el Padre celestial también tenemos la Madre celestial que nos guía al cielo.

  7. Ana Rosario says:

    Jesucristo, quién se sacrificó en la cruz por nuestro pecado hace dos mil años, es nuestro Padre espiritual.
    Solo los padres pueden sacrificarse por sus hijos hasta la muerte.
    No seamos como muchos que buscan a Dios solo con los labios, vamos a ser verdaderos hijos de Dios que se esfuerzan por practicar la Palabra de Dios que nos salvó.

  8. Calli says:

    Jesús es nuestro padre. Pero para nosotros, el Padre vino a la posición del Hijo. Jesús fue bautizado y guardó la pascua para dar el perdón de los pecados, como un ejemplo por nosotros.
    La razón por la que Jesús los hizo es para mostrarnos. Si fueramos los hijos del cielo, debemos seguir los ejemplos de Jesús porque debemos ir a nuestra patria celestial.

  9. Andrea says:

    ¡Qué bienaventurados somos!
    Es una gran bendición y honor de poder llamar a Dios omnipotente como nuestros Padres Celestiales.
    A pesar de que somos pecadores espirituales del cielo, Dios vino en carne como uno de nosotros y se sacrificó en lugar de nosotros. Doy muchas gracias a Dios por su misericordia y gran amor.💕

  10. Alba says:

    Estábamos sujetos a la esclavitud de la muerte por nuestros pecados, Jesús vino personalmente a esta tierra con la ropa del pecado. Oro sinceramente para que todos puedan entender la verdad de la trinidad y hallen el verdadero camino de la salvación.

  11. Iris says:

    Gracias! al Padre y a la Madre!

Comentario por correo