No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas;
no he venido para abrogar, sino para cumplir.


diosmadre

En los tiempos del Antiguo Testamento, muchos pueblos no adoraban al Creador, Jehová Dios, sino a otros dioses. Entre ellos, Dios escogió al pueblo de Israel y les enseñó y aconsejó que guardaran sus leyes. Una de las leyes de Dios era el Día de Reposo del séptimo día, que se estableció para grabar en sus corazones que Dios era el único Creador.

Éxodo 20:8-11 “Acuérdate del día de reposo para santificarlo. […] Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.”

El Día de Reposo era la promesa de Dios que contenía bendiciones garantizadas. Los israelitas recibieron la protección de Dios Todopoderoso guardando el Día de Reposo. Máxime, el Día de Reposo era una línea que conectaba a Dios con los israelitas.

Éxodo 31:12-13 “En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico.”

Por citar un ejemplo, el Día de Reposo es como un certificado de matrimonio de una pareja de esposos. Así como un certificado de matrimonio demuestra que dos personas son marido y mujer, el Día de Reposo es un certificado que demuestra nuestra relación con Dios.

El Día de Reposo del Antiguo Testamento
Las reglas de observancia del Día de Reposo eran muy estrictas en los tiempos del Antiguo Testamento. Los israelitas guardaban rigurosamente el Día de Reposo conforme a los estatutos fijados por Dios. Cuando llegaba el Día de Reposo, los israelitas se quedaban en su casa y no hacían ningún trabajo ni encendían fuego.

Éxodo 35:2-3 “Seis días se trabajará, mas el día séptimo os será santo, día de reposo para Jehová; cualquiera que en él hiciere trabajo alguno, morirá. No encenderéis fuego en ninguna de vuestras moradas en el día de reposo.”

Los que quebrantaban estas reglas y trabajaban en el Día de Reposo, morían apedreados.

Números 15:32-36 “Estando los hijos de Israel en el desierto, hallaron a un hombre que recogía leña en día de reposo. Y los que le hallaron recogiendo leña, lo trajeron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación; y lo pusieron en la cárcel, porque no estaba declarado qué se le había de hacer. Y Jehová dijo a Moisés: Irremisiblemente muera aquel hombre; apedréelo toda la congregación fuera del campamento. Entonces lo sacó la congregación fuera del campamento, y lo apedrearon, y murió, como Jehová mandó a Moisés.”

Desde el punto de vista humano, matar a un hombre se considera un pecado mayor que recoger leña en el Día de Reposo. Sin embargo, desde la perspectiva de Dios, el pecado de violar el Día de Reposo es mucho más grande que cualquier otro pecado, y nunca debe permitirse. Por esta razón, Dios describió los Días de Reposo como sus “decretos por los cuales el hombre que los cumpliere vivirá”.

Ezequiel 20:11-12 “Y les di mis estatutos, y les hice conocer mis decretos, por los cuales el hombre que los cumpliere vivirá. Y les di también mis días de reposo, para que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico.”

Mientras tanto, los sacerdotes servían como ministros en el santuario y se encargaban de ofrecer sacrificios por el pueblo de Israel, para que fueran perdonados. Y hacían una ofrenda de corderos, con su libación, y dos décimas de flor de harina amasada con aceite, como ofrenda, en el tiempo indicado en el Día de Reposo. (Números 28:9-10)

Por el contrario, Dios dijo firmemente que los falsos profetas que impiden al pueblo guardar el Día de Reposo, son como “lobos que destruyen las almas” (Ezequiel 22:25-27). Esto nos hace comprender la importancia de guardar el precioso Día de Reposo.

El Día de Reposo del Nuevo Testamento
La ley del Antiguo Testamento es la sombra de la verdadera imagen de las cosas venideras. La razón por la cual Jesús vino a este mundo, fue para cambiar las leyes imperfectas del Antiguo Testamento a las leyes perfectas.

Hebreos 8:5-6 “los cuales [los sacerdotes del Antiguo Testamento] sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte. Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas.”

Mateo 5:17 “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.”

El Día de Reposo que Jesús cambió, era significativamente diferente del Día de Reposo del Antiguo Testamento. En el Antiguo Testamento, los israelitas se quedaban en casa y no podían hacer ningún trabajo. Sin embargo, en el Nuevo Testamento, los discípulos de Jesús una vez recogieron espigas y las comieron (Mateo 12:1-8), lo cual significaba que se les permitía trabajar en el Día de Reposo.

En especial la manera de guardar el Día de Reposo ha cambiado drásticamente. En el Antiguo Testamento, los sacrificios se ofrecían derramando sangre de animales; pero ahora esto no es necesario, pues Cristo mismo llegó a ser el sacrificio (Juan 1:29, 1 Corintios 5:7, Hebreos 9:11-12). Hoy, debemos adorar en espíritu y en verdad, alabar y orar a Dios, y grabar sus palabras en nuestro corazón.

Hebreos 7:12 “Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley.”

Juan 4:23-24 “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.”

Lucas 4:16 “Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.”

Los apóstoles y los santos de la iglesia primitiva rendían culto de acuerdo con las reglas del Día de Reposo enseñadas por Jesús, y a veces predicaban en el Día de Reposo.

Hechos 13:44“El siguiente día de reposo se juntó casi toda la ciudad para oír la palabra de Dios.”

Hechos 16:13-15 “Y un día de reposo salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido. Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía. Y cuando fue bautizada, y su familia, […]”

Hechos 18:4 “Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo, y persuadía a judíos y a griegos.”

El Día de Reposo que la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial (IDDSMM) guarda en la actualidad, es el Día de Reposo del nuevo pacto que ha sido perfeccionado a través del sacrificio de Jesús. Este es el día en que podemos tener el perdón de los pecados a través del sacrificio de Cristo, que derramó su sangre por nosotros, y recibir la bendición del reposo eterno.

Jesús en su segunda venida y el rey David
 

Temas relacionados : , , , , , , , , ,

 

5 comentarios

  1. Ian says:

    ¡Si! Solamente la Iglesia de Dios siguen las palabras de Dios; el día de reposo. Por eso, esta iglesia es “la verdad” que todas las personas necesitan seguir para llegar al salvación.

  2. ana says:

    Hoy en día, muchos cristianos dicen que no necesita guardar el día de reposo. Ellos piensan que el día de reposo no es más que la ley de Moisés. Pero la Bibia claramente da testimonio de que Jesús nos enseñó el día de reposo del nuevo testamento. Debemos guardar el día de reposo del nuevo testamento en estos días también para ser hijos de Dios y entrar al reino de los cielos. Guardemos el día de reposo del nuevo testamento en la iglesia de Dios sociedad misionera mundial donde están Dios padre Ahnsahnghong y Dios madre.

Comentario por correo