La Inquisición

¡La Ciudad del Vaticano es el país más pequeño del mundo! Tiene una superficie de aproximadamente 44 hectáreas (0,44 km2) y una población de varios cientos de personas, pero influye en todo el mundo, así como en mil millones de creyentes católicos. El papa incluso acogió la “gran unión de religiones” donde reunió a todos los líderes religiosos del mundo. En el lugar donde estrechó las manos de los líderes de varias religiones, incluyendo las religiones primitivas de África además de las tres religiones más grandes del mundo, consolidó su posición como el “apóstol de la paz” que busca la paz mundial. Sin embargo, cuando rastreamos los pasos de la Iglesia Católica en la historia, podemos averiguar la ironía e hipocresía del papa, llamado el “apóstol de la paz”.

En la Edad Media, la Iglesia Católica Romana tuvo poder religioso absoluto en los países europeos. Sin embargo, aquel fue el período más corrupto en la historia religiosa. La Inquisición, administrada por la Iglesia Católica, es una evidencia que muestra lo corrupta y cruel que fue la Iglesia Católica durante la Edad Media. La Inquisición, que se estableció para juicios religiosos, llegó a ser una organización transnacional de la Iglesia Católica que torturaba y quemaba en la hoguera brutalmente a las personas que eran condenadas bajo el cargo de herejía. Esta vez, veamos la incómoda verdad de la Inquisición de la Iglesia Católica.

La Inquisición

La Inquisición, llamada también el Santo Oficio, fue establecida por primera vez por el papa Inocencio III (1198-1216) e instituida formalmente por el papa Gregorio IX. En 1252, el papa Inocencio IV promulgó la bula Ad extirpanda autorizando explícitamente el uso de la tortura para obtener confesiones. En pocas palabras, la Inquisición fue una institución creada por el papa para gobernar a todo el mundo por su propia voluntad. Con el título de “Vicario de Dios”, la Iglesia Católica prohibió la lectura de la Biblia y consideró a los que predicaban la Biblia como herejes, acusándolos y asesinándolos brutalmente.

La Inquisición no era solo para hacer juicio, sino que abarcaba la misión de investigar, exponer, arrestar y castigar a los herejes para erradicarlos a todos. En su etapa inicial, la Inquisición era supervisada por los obispos locales. Desde ese momento, el papa Gregorio IX estableció la Inquisición bajo su control directo para arrestar y juzgar a los herejes y designó a sacerdotes de monasterios dominicanos como jueces religiosos. Los inquisidores forzaban a los sospechosos a confesar sus pecados torturándolos de varias maneras inhumanas; y los sospechosos eran condenados a cadena perpetua o quemados vivos bajo cargos falsos. Yendo un poco más allá, el papa Inocencio IV autorizó el uso de la tortura para obtener confesiones de los herejes en 1252. Él promulgó la bula Ad extirpanda autorizando explícitamente el uso de torturas para obtener confesiones.

Durante la Edad Media en Europa, llamada la Edad Oscura en la historia de la humanidad, se utilizó diversos tipos de tortura para juicios religiosos y cacerías de brujas. Los instrumentos de tortura que la Iglesia Católica utilizó en este período, fueron extremadamente crueles.

El castigo cruel que los seres humanos impusieron sobre otros seres humanos amparados por la “voluntad de Dios”

Al principio, castigaban a los convictos mentalmente confinándolos en una abadía o excomulgándolos. Luego, aumentaron gradualmente la severidad del castigo implementando castigos físicos como la tortura o la hoguera. Fue en España donde la tortura era más común y severa. Con aparatos de tortura, España se convirtió en el centro de la tortura. En aquellos días, la tortura más común era sacar las uñas de las manos y los pies, girar sobre clavos una rueda donde una persona estaba atada, presionar las articulaciones de los dedos de las manos y los pies con una herramienta, o sacar las articulaciones de sus junturas dejando caer a los convictos después de colgarlos en el aire usando una polea. Vertían plomo hirviendo en la boca o en los oídos, o les sacaban los ojos o los azotaban hasta que su piel se desgarrara. Incluso ataban con cadenas a los que habían sido torturados para que fueran comidos por insectos dañinos. Si un sospechoso no admitía los cargos a pesar de las duras torturas, ponían a dos testigos en su contra, y si el sospechoso no podía refutar los testimonios, era culpado de herejía. Y cuando el sospechoso era condenado como hereje, era entregado a la autoridad secular para ser quemado. Las torturas de la Inquisición eran crímenes crueles realizados en el nombre de Dios.

La Inquisición

Después de la bula papal Ad extirpanda y de autorizar el uso de torturas para obtener confesiones de los herejes por el papa Inocencio IV, por el año 1834, cuando se puso fin a la Inquisición, habían sido asesinados entre 50 y 70 millones de cristianos, un sinnúmero de cristianos había sido encarcelado y sus propiedades confiscadas. La muerte de 50 millones de personas en 600 años solo pudo lograrse matando diariamente a 230 personas. ¿Quién en este mundo podría imaginar que la Iglesia Católica fue un grupo que realizó una masacre tan imprudente? Con el paso del tiempo, las faltas de la Iglesia Católica podrían haberse borrado de la mente de la gente. Sin embargo, la Biblia dice que Dios recuerda sus crímenes.

Apocalipsis 17:4-6 “Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro.”

La Biblia profetiza acerca de una iglesia (mujer = iglesia, 1 Pedro 5:13) que adora a Dios vestida de púrpura y escarlata, adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tiene en la mano un cáliz de oro. Podemos ver todas estas cosas en la Iglesia Católica. Y una evidencia más concreta es que la iglesia estaba ebria de la sangre de los santos, la sangre de los mártires de Jesús. Cuando el apóstol Juan la vio, quedó espantado con gran asombro. ¡Cómo no iba a asombrarse, pues la iglesia asesinó y estaba ebria de la sangre de los sinceros hijos de Dios! La Iglesia Católica asesinó a más de 50 millones de sinceros cristianos porque no siguieron sus doctrinas. Como expresa la Biblia, estaban ebrios de sangre. ¿Ha olvidado Dios los pecados de la Iglesia Católica?

Apocalipsis 18:2-4 “Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.”

Apocalipsis 18:8 “por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga.”

Dios dijo que las maldades de la Iglesia Católica desde la Edad Media han llegado hasta el cielo y que Él se ha acordado de ellas. Además, dijo que la juzgará por sus maldades. El papa de la Iglesia Católica asesinó a más de 50 millones de cristianos sinceros en la Edad Media disfrazándose de apóstol de paz. Sin embargo, en un futuro cercano sus maldades se revelarán en el día del juicio de Dios

Me gusta y Compartir :
La Pascua de Resurrección no es el Día de Resurrección
El nacimiento de la Iglesia Católica Romana
 

Temas relacionados : , , , , ,

 

7 comentarios

  1. tieJuan says:

    Un estado más pequeño del mundo,Ciudad del Vaticano tienta el mundo entero según las profecías de Dios. Vamos a salvar a nuestros hermanos y hermanas que estan en la Iglesia Católica.

  2. Daniela says:

    ¡¡cómo podemos decir que la Iglesia Católica es una organización de Dios que hacen actitud bárbara sin temor
    se revelará todo sus actitudes malos
    Gracias Padre Ahnshanghong y la Madre celestial por guiarme a la Igleisa de Dios Sociedad Misionera Mundial

  3. meza says:

    ¡Que historia tan terrible! ¿Cómo puede recibir el perdón de pecados de ellos que mataron muchas personas quien creyeron en Dios dentro de la iglesia donde se llama el nombre de Dios? Y ¿cuanto le dolía el corazon de Dios quien vio el muerto de su pueblo en la Edad Media? No hay nadie que puede perdonar el pecador quien mató a su hijo en este mundo. ¿No es igual también el corazón de Dios? Aunque ahora ellos engañan todo el mundo ocultando su pecado con el nombre de apóstol de la paz, la Biblia claramente testifica destrucción de la Iglesia Católica. Nunca puede ser borrado iniquidades de ellos. Por favor, escuchen la voz ansiosa de Dios ahora y vengan a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial donde moran Dios Padre y Dios Madre(Madre Celestial).

  4. […] viento fuerte y las olas agitadas hacia el reino de su amado hijo, el reino celestial, donde está Cristo Ahnsahnghong La capitán es Dios madre y el nombre del barco es Sion  y los pasajeros son los miembros de la […]

  5. alba says:

    La Biblia profetiza acerca de una iglesia (mujer = iglesia, 1 Pedro 5:13) que adora a Dios vestida de púrpura y escarlata, adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tiene en la mano un cáliz de oro.

    Apocalipsis 18:2-4 “Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible…….salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.”

  6. alexanderia says:

    Amen~

  7. Jose lucia says:

    Ap 18:4

Comentario por correo