Estuve dentro de mi madre-ois.org.es

Cuando observamos a las madres, podemos ver que su concentración está solo en sus hijos. Aunque sea incómodo y difícil criar a sus hijos, no les importa. ¿De dónde proviene este instinto maternal, este poder misterioso?

Para encontrar la respuesta a esta pregunta esencial, muchos investigadores han realizado diversos experimentos relacionados con el instinto maternal. Kim Pil-young, psicólogo de desarrollo del Instituto Nacional de Salud Mental de Bethesda, Maryland, y sus colegas, escanearon los cerebros de diecinueve madres unas semanas después de haber dado a luz, y volvieron a hacerlo tres o cuatro meses después. Los resultados mostraron una pequeña pero significativa cantidad de crecimiento en las regiones del cerebro incluyendo el hipotálamo, la corteza prefrontal y el cuerpo amigdalino. Estas regiones cerebrales en realidad son las áreas que motivan a una madre a cuidar de su bebé, y que la madre se llene de emociones positivas a partir de interacciones simples con su hijo recién nacido. Esto podría explicar el amor incondicional, la preocupación constante y las costumbres condescendientes del “instinto maternal”. 1)

Cuando una mujer queda embarazada, se intercambia material genético y células de manera bidireccional entre el feto y la madre, y podría haber persistencia de células o ADN importados en el receptor. A esto se le conoce como microquimerismo. 2) En 1979, investigadores de la Universidad Stanford se sorprendieron al descubrir que la sangre de una madre embarazada contenía células con cromosomas sexuales Y. Las mujeres solo tienen cromosomas X, ¿pero cómo es que esta madre tenía cromosomas Y?

Después de sus investigaciones, llegaron a la conclusión de que algunas células microquiméricas de su hijo varón ingresaron en su cuerpo. La escritora científica Jena Pinctott describió en su libro el descubrimiento de la Universidad Stanford: “Las células ingresan a través de la placenta en ambas direcciones. Las células del feto entran en su madre, y las células de la madre entran en el feto”. 3) Además, hay más evidencias de que las células se pueden transferir durante la lactancia, 4) e incluso si una mujer sufre un aborto espontáneo o aborta deliberadamente, las células del feto permanecen con ella incluso por décadas. 3) Las mujeres podrían tener células microquiméricas de sus madres y hermanos mayores. 4)

Estas células microquiméricas pueden migrar y residir en muchos órganos del cuerpo de la mujer tales como los pulmones, el músculo tirohioideo, el hígado, el corazón, los riñones y la piel. Los científicos observaron que estas células también estaban incrustadas en el cerebro de las madres. Incluso encontraron estas células en más del 60 % del cerebro en múltiples regiones cerebrales de mujeres fallecidas. Todavía no está claro qué hacen las células microquiméricas fetales en el cuerpo de una madre. Sin embargo, hay muchas posibilidades de que estas células microquiméricas fetales, similares a las células madre, sean capaces de convertirse en una variedad de tejidos y puedan ayudar a reconstruirlos. Un grupo de investigación descubrió que las células microquiméricas de una rata madre migraron a su corazón lastimado y ayudaron a reparar el daño. Además, se encontraron células microquiméricas en los cerebros maternos de animales, que se convirtieron en células nerviosas que podrían integrarse funcionalmente en el cerebro, lo cual hizo posible que este resultado también fuera válido en las células de un cerebro humano. 3)4)5)

Jena Pinctott says there’s something beautiful about this: “Long post postpartum, we mothers continue to carry our children, at least in a sense. Our babies become part of us, just as we are a part of them. The barriers have broken down; the lines are no longer fixed.”3)

Todos decimos: “Un bebé vive toda la vida en el corazón y en la mente de su madre”, 3) y las madres siempre dicen: “Mi hijo es mi vida”. Esto significa que un hijo está grabado en el cerebro de su madre, como su álter ego.

Gálatas 4:26“Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.” 

Isaías 49:15-16“¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; […]” 

El cerebro de una madre está programado para cuidar y dedicar su vida entera a su hijo. Tras descubrir el misterio del instinto maternal —darlo todo por su hijo—, comprendí que estuve dentro de nuestra Madre celestial.


[Referencias]
1. Discovery News, Mommy Brain: It’s Not What You Think,
2. PLOS One, Male Microchimerism in the Human Female Brain,
3. Lifesite News, Unborn child just a ‘parasite’? Cutting edge science shows fetal cells heal mother for life
4. Scientific American, Scientists Discover Children’s Cells Living in Mothers’ Brains,
5. Robert Krulwich on Science, Fetal Attraction,

Me gusta y Compartir :
Hasta que el reino de Dios venga
Regresando al momento en que se creó la Tierra
 

Temas relacionados : , , ,

 

4 comentarios

  1. Naomi says:

    ¡Madre Celestial, cómo podría entender su gran amor!
    Quiero darle la alegría a Usted,a mi Madre celestial dando mucha gracias.

  2. Daniela says:

    La madre da el amor absoluto y incondicional a sus hijos con instinto maternal.
    Dios puzo este instinto maternal en el corazón de la madre terrenal para dar a conocernos el amor de la Madre Celestial.
    La Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial reciba no sólo el amor de Dios Padre sino el amor e inerés absouto de Dios Madre.
    gracias a la Madre Celestial y la amo.

  3. Lucy says:

    De recibir el gran amor de la Madre del Cielo, me siento muy agradecida. Espero que todo el mundo pueda sentir este cálido amor de Dios Madre.

  4. Madre Celestial así como usted siempre nos dice que somos lo más importante para usted, yo tambiémquiero retribuir su amor considerando usted es lo más importante para mí.

Comentario por correo