la llamada de la Madre-ois.org.es

Esta fragancia de Sion es de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial. En este momento también Dios Madre está llamando a sus hijos perdidos del cielo para que regresemos juntos a nuestro hogar celestial. Los que quieren obtener la vida eterna deben escuchar la llamada ansiosa del Padre Cristo Ahnsahnghong y de Dios Madre, quienes son el Espíritu y la Esposa (Ap 22:17). Deseo que todas las personas vengan a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial para que sean salvas.

Edward L,  Corea


Corea está desarrollando un índice alarmante. Se construyen edificios nuevos en todas partes tratando de modernizar las principales ciudades, como Seúl. Pero para abrir un camino para los nuevos apartamentos y estructuras, tienen que cortar los bosques y los hábitats naturales de los animales. Por lo tanto, los animales pierden sus hogares, y algunos se quedan y construyen sus hogares en los edificios nuevos.

Se mostró un documental acerca de una madre pato mandarín y sus huevos. La madre pato había hecho un nido dentro de una calefacción en el 9no. piso de un apartamento. El apartamento estaba ubicado al pie de una pequeña montaña, y también pasaba por allí un pequeño río. Al parecer había entrado en la calefacción por un agujero en la pared y había dejado allí sus huevos, usando esa calefacción como un lugar para incubar sus huevos. La familia y el personal del rodaje pusieron cámaras para poder ver el milagro del nacimiento sin perturbar a la madre pato y a sus huevos.

Pasaron semanas, y finalmente vieron el movimiento de los huevos. Uno por uno, empezaban a salir los pequeños patitos. Eran adorables. Uno, dos, tres, cuatro, cinco patitos fueron incubados y ahora estaban gritando por su madre. La Madre regresó y atendió a sus bebés con su cuidado maternal. En realidad, había siete huevos, pero solo incubaron cinco. La madre pato no tiró los huevos no incubados, sino que los mantuvo cerca de ella para que no se enfriaran. Después de unas horas, los otros dos huevos empezaron a incubar. La madre pato esperó con paciencia y fortaleza, sin abandonar a los dos huevos, porque sabía que saldrían a su debido tiempo. Todos los días, la madre pato volaba al arroyo cercano para conseguir comida para sus hijos. Los cuidaba mucho. Pasaron semanas, y pronto los pequeños patitos estaban caminando, temblando y tambaleándose. Miraban a todas partes en la calefacción, que era un nuevo mundo para ellos.

Un día, la madre pato hizo algo extraño. Salió del agujero, y bajó a tierra. Después empezó a temblar fuertemente. De pronto, los patitos en la calefacción saltaron y empezaron a caminar hacia el agujero. Al principio, tuvieron problemas porque el agujero estaba a seis pulgadas del suelo, pero finalmente, uno por uno saltaron al agujero y empezaron a tambalearse hacia fuera. Fue un momento tenso porque si los patitos caían, probablemente morirían por la caída. Pero la madre pato seguía llamando a sus hijos. El primer patito dudó en la entrada del agujero, mirando el exterior y hacia abajo la lejanía del suelo. Quizás estaba asustado, pero el patito saltó. Él empezó a caer y a caer, pero siguió agitando sus alas tratando de volar; parecía que caía al suelo, pero en el preciso momento sacó fuerzas y voló lo suficiente para no caer al suelo bruscamente. Uno por uno, los pequeños patitos bajaban de un salto hasta su madre, que los llamaba desde el suelo. Seis de los patitos saltaron, siguiendo el llamado de su madre.

Al mirar dentro de la calefacción, todavía había uno. Desde afuera la madre llamaba a su último hijo para que saliera, pero el patito solo se tambaleaba dentro de la calefacción. Rebobinaron el vídeo, y trataron de averiguar lo que había sucedido. Cuando vieron la grabación, el patito iba hacia el agujero, miraba, y regresaba a la calefacción. Parecía que estaba muy asustado como para saltar e ir con su madre que lo estaba llamando desde afuera.

La madre siguió mirando el agujero de la calefacción, llamando, pero no había señal de su hijo. Ella no se movió sino que siguió mirando el agujero. Después de un momento, los otros patitos corrieron alrededor y la madre tuvo que irse a su nueva casa en el arroyo con sus hijos que habían pasado la dura prueba de dar un gran salto.

El especialista en animales dijo que el patito que se quedó atrás terminaría muriendo, porque no había escuchado el llamado de su madre. La madre pato sabe el momento exacto en que los patitos tienen la suficiente fuerza para volar, pero si el patito no sigue la instrucción de su madre, se le deja atrás porque la madre pato debe llevar con cuidado al resto de sus hijos a su nuevo hogar.

Como había visto la historia de la familia pato, pensé en nuestra Madre, la Jerusalén celestial. Ella ha descendido para llevar a sus hijos a nuestro nuevo hogar que es como un río amplio, después que nos fortalezcamos en este pequeño mundo que es como una pequeña calefacción. Aunque nosotros no comprendemos sino que seguimos en nuestros huevos, ella nos espera pacientemente con amor hasta el momento en que rompamos nuestros cascarones espirituales.

Pero hay obstáculos que debemos vencer. La Madre conoce el momento exacto en que podemos vencerlos, por eso con lágrimas nos llama ansiosamente desde el otro lado, diciendo: “¡Vamos, ven a mí, hijo mío! Puedes hacerlo. Aquí estoy esperándote. ¡Confía en mí, créeme!” Pero pienso que soy como el pato que se quedó adentro, que tuvo miedo de saltar, temeroso de dejar la comodidad de la pequeña calefacción, sin comprender que nuestra Madre celestial está tratando de llevarnos a un lugar más grandioso.

¿Estaré amando mucho el mundo? Aunque proclamaba amar a la Madre y creer en ella, tenía un pie en el evangelio y el otro en el mundo. No quiero ser como el patito que no siguió la ansiosa voz de su madre. Madre, estoy muy apenado por no comprender y por seguir pecando en este mundo. Madre, escucho su voz pero sigo cayéndome frente a los obstáculos, incapaz de vencerlos. Madre, oro para poder tener una fe firme, para que cuando usted diga: “Salta, ven a mí”, no lo piense dos veces sino que salte y sea llevado a sus cálidos brazos que nos están esperando. Deseo que ninguno de nuestros hermanos y hermanas se encoja de miedo, temiendo saltar. Madre, usted siempre está en mi corazón, y es la dueña de mi amor. Por favor permítame ser un hijo con una fe firme, para poder vencer todos los obstáculos valientemente y entrar en el reino de los cielos, siguiendo su ansiosa voz, porque usted sabe cuándo es el mejor momento para nosotros.

Después de llevar a cabo la Campaña de Limpieza Ambiental en Todo el Mundo para la Pascua(IDDSMM)
La carrera de la fe
 

Temas relacionados : , , , , ,

 

6 comentarios

  1. Sofia says:

    La fe absoluta en Cristo Ahnsahnghong y la Dios Madre es muy importante.

  2. linda says:

    Es la fragancia de Sion muy emocionante.
    Yo también pensé en nuestra Madre Celestial leyendo este artículo, sobre el contenido de que la madre pata esperó con paciencia y fortaleza, sin abandonar a dos huevos que son no incubados, y de que la madre pata llamó a sus hijos para que salgan del agujero e vayan con ella en el lugar nuevo etc..
    La Madre Celestial (Dios Madre) vino a esta tierra en la carne únicamente para buscar sus hijos dejando toda gloria del reino de los cielos. Ella está esperando con paciencia y amor hasta el momento en que rompamos nuestros cascarones espirituales. Y para llevarnos al reino del los cielos donde Dios preparó para nosotros, Dios Madre esta llamándonos ansiosamente para que podamos salir del mundo del pecado.
    Doy gracias a Dios Madre y a Dios Padre Ahnsahnghong por su gran amor y sacrificio. Desde ahora, voy a seguir fielmente la llamada de la Madre Celestial. y voy a predicar Dios Madre a todo el mundo.
    “Vengan a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial. Nuestra Madre Celestial está llamándonos ansiosamente”

  3. LIDIA says:

    Madre Celestial, la razón por la que podemos caminar en el camino del evangelio es que usted está con nosotros.
    Usted siempre nos da alegría con sus manos cálidos.
    Madre Celestial, Usted es nuestra esperanza y la razón de vivir.

  4. joel gallardo says:

    Me acuerdo de apóstol Pedro que no pudo caminar sobre el mar por no haber tenido la fe absoluta.
    Claramente, al principio, el caminó sobre el mar dependiendo de las palabras de Jesus, mas, por
    miedo de viento fuerte, empezó a hundirse.
    Yo también, a veces, tengo miedo por varias situaciones de alrededor. pero, no olvidaré que Madre
    Celestial (Dios Madre) me ayuda siempre y la seguiré.

  5. alma says:

    Como la madre pato esperaba hasta que saliera sus huevos con la paciencia y el amor,nuestra madre celestial está esperando hasta que regresen sus hijos al seno de la madre celestial(Dios Madre)con la paciencia y el amor.
    vamos a regresar al seno de la madre celestial(Diosm Madre) siguiendo su voz.

Comentario por correo