alma¿Quién soy y qué soy yo?

Estamos dando respuesta a la pregunta ontológica y original de los seres humanos, la interrogante más misteriosa de la historia humana hecha por numerosos filósofos.

Después de la muerte de Sam, Molly se sintió muy sola. A pesar de estar triste y extrañándolo aún más con el tiempo, realmente nadie podía consolarla. Mientras estaba sentada en el sofá donde solía sentarse junto a él, una mujer vino a verla. Era Oda Mae. Molly luego se dio cuenta de que Sam estaba alrededor de ella en espíritu (como un alma).

Esta es una escena de la película mundialmente exitosa Ghost, la sombra del amor. Cuando la triste primera mitad de la película llega al punto culminante, Molly finalmente se encuentra con Sam. La reunión de Molly con el espíritu de Sam fue suficiente para despertar la nostalgia de los espectadores.

No obstante, con la película todos nos preguntamos si “el alma realmente existe”, más que centrarnos en el mensaje del alma de Sam que no podía dejar a su amada. ¿Realmente existe el alma? La película describe el alma de Sam que salía de su cuerpo como una existencia invisible e intangible. Por supuesto, la película es ficción; pero el alma, el tema principal de esta película, no lo es.

El asunto del alma ha sido un tema de discusión desde hace muchos años, no solo en la religión. El debate de los pros y contras sobre la existencia del alma ha continuado sin conclusión. La razón es que el alma es invisible. No obstante, no podemos decir que algo invisible no existe. Hay muchas cosas que existen en nuestra vida aunque no podemos verlas con nuestros ojos. Las frecuentes gripes durante el invierno, el viento frío que sopla a mitad de invierno, los pululantes gérmenes en las palmas de las manos… Es imposible comprobar su existencia con los ojos humanos. No obstante, nadie duda de su existencia, ya que puede ser probada a través de síntomas y evidencias.

Como todos sabemos, los síntomas más comunes de la gripe son fiebre, dolor de cuerpo, tos, etc., y todos podemos sentir el intenso viento frío con nuestra piel. También podemos ver los gérmenes en la palma de las manos con un microscopio. Entonces, ¿con qué evidencia podemos confirmar que el alma existe? Encontremos la respuesta en la Biblia.

Génesis 2:7 “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.”

“Un ser viviente” significa “un alma viviente” o “un ser con vida”. Podemos comprender que el hombre fue creado cuando el aliento de vida (alma) de Dios entró en el cuerpo (polvo de la tierra). En otras palabras, el alma existe dentro de todos los hombres con vida, lo cual es una respuesta clara a la pregunta: “¿Con qué evidencia podemos confirmar que el alma existe?” Todos los que tienen vida son la evidencia que demuestra que el alma existe. Cuando una persona vive, come, se mueve y se muestra viva, estas son evidencias que prueban que su alma existe. Por otra parte, ¿qué sucede cuando el alma no existe en el cuerpo de la persona?

1 Reyes 17:22 “Y Jehová oyó la voz de Elías, y el alma del niño volvió a él, y revivió.”

Esta es una escena en la que el profeta Elías se encuentra con una viuda que vive en Sarepta, y salva al hijo muerto de esta. En ese momento, el profeta Elías oró a Dios, diciendo: “Te ruego que hagas volver el alma de este niño a él”. Al escuchar la oración de Elías, Dios permitió que el alma del niño volviera a su cuerpo, y revivió. El significado de esto es que cuando el cuerpo y el alma se separan, la persona muere. Si una persona no tiene alma, está muerta. Por eso, la Biblia lo describe como “volver”.

Eclesiastés 12:7 “y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.”

“Volver” significa “regresar al lugar de donde vino”. Por ejemplo, cuando un niño sale de su casa para ir a la escuela por la mañana, ¿a dónde regresaría después de la escuela? Él tiene que regresar a casa para validar la palabra “volver”. Si el niño va a la biblioteca después de la escuela, no podemos usar la palabra “volver”.

Dios dijo que cuando una persona muere, su alma sale del cuerpo y vuelve a su lugar de origen. Ya que el cuerpo vino del polvo de la tierra, vuelve a la tierra, y ya que el alma viene de Dios, vuelve a Dios. La persona vive mientras su alma y su cuerpo estén juntos, y muere al final, cuando el alma se separa del cuerpo. Con respecto a esto, hay una expresión que desde tiempos antiguos la gente dice inconscientemente sobre su muerte; dicen que “regresarán”. El espíritu probablemente se da cuenta de algún mecanismo sobre la vida y la muerte, del cual el cuerpo no es consciente.

La humanidad comenzó a hacer ropa para protegerse el cuerpo. La ropa ha cambiado repetidas veces a lo largo de la historia. Entre estas prendas, también crearon la costosa ropa de diseñador. Sin embargo, esta ropa no puede ser más valiosa que el propio cuerpo, y aunque cueste una fortuna, no puede moverse sola. Cuando una persona se quita la ropa, esta no puede moverse ni un solo centímetro. Lo mismo sucede con nuestro cuerpo. Cuando el alma se quita el cuerpo, este se convierte en nada y no puede ni mover un dedo, igual que la ropa que fue quitada. Si hablamos de su importancia, podemos concluir que el alma es más importante que el cuerpo.

El alma existe. Depende de cada persona creer en su existencia, al igual que Molly en Ghost, la sombra del amor.

 

 

Para salvarme
La triste historia de la familia celestial terminará cuando encontremos a todos nuestros hermanos y hermanas dispersados.
 

Temas relacionados : , , , ,