nuestro hogar celestial-ois.org.es

Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y en Dios Madre.


HJ Yu, Corea

Cuando yo era joven, mi familia entró en dificultades económicas y por eso mi hermano pequeño y yo tuvimos que quedarnos en la casa de mi abuela mientras mi mamá ganaba dinero para preparar un lugar en donde mi familia pudiera vivir.

En la casa de mi abuela, nadie nos regañaba ni nada por el estilo, pero no nos sentíamos cómodos. Pasábamos más tiempo fuera que dentro de la casa. Mi hermano y yo caminábamos por la ciudad todo el día hasta el atardecer.

Una vez, rompí el portaminas favorito de la menor de mis tías que era estudiante de secundaria. Fui regañada y castigada. Y como parte del castigo, no cené. Entonces mi hermano vino a mí sigilosamente.

“Hermana, ¡abre la boca!”

“¡No! ¡Vete!”

“¡Por favor, abre la boca!”

Cuando abrí la boca ante la insistencia de mi hermano, él puso en mi boca un puñado de arroz, endurecido por lo fuerte que lo había apretado en su mano.

“¿No está delicioso?”

“…Sí.”

Aunque yo era joven, podía entender lo que se sentía ser una familia que compartía la misma sangre.

De esa manera, mi hermano pequeño y yo vivíamos apoyándonos mutuamente. Un día, llegamos a casa después de haber jugado hasta tarde, pues acostumbrábamos regresar a casa solo cuando sentíamos hambre; mi abuela estaba guardando nuestra ropa en una maleta.

“¡Deben de estar muy contentos! Su mamá me dijo que los lleve de regreso con ella.”

Mi corazón comenzó a latir muy rápido.

“¿De verdad? ¿Lo dice en serio? ¿Ahora viviremos con mi mamá?”

“¡Sí! Su mamá ha comprado una casa. Se ha mudado hoy, y me dijo que los lleve más tarde porque tiene que ordenar la casa. Les iba a decir en la mañana, pero decidí decirles ahora. Tu tío los llevará con su mamá.”

Estaba tan emocionada que ya no oía lo que ella decía. Solo salí corriendo descalza, de la mano de mi hermano. Mi tío nos gritaba: “Pónganse los zapatos. ¡No corran!”, pero no hacíamos caso. Aunque nos caíamos y nos lastimábamos, no nos importaba. Esa noche, sentí que la ciudad brillaba como si fuera de día, aunque no había luces en la calle.

La casa adonde nuestro tío nos llevó, era pequeña. Cuando entramos en la casa, nuestra mamá, a quien habíamos extrañado tanto, estaba de pie allí. Mi mamá, mi hermano pequeño y yo nos abrazamos y lloramos mucho.

Mi mamá había trabajado muy duro para conseguir una casa para nuestra familia. Ella dijo que había vencido todos los sufrimientos solo esperando el día en que viviéramos juntos de nuevo.

Luego, descubrí que mi mamá visitaba la casa de mi abuela una vez al mes y nos veía jugar, en secreto. Le pregunté por qué había hecho eso si sabía lo mucho que la extrañábamos. Entonces dijo:

“Estaba preocupada de que me extrañaran aún más y que les fuera más difícil…”

Mi mamá debe de habernos extrañado más de lo que nosotros la extrañábamos a ella. Pero preocupándose de que sus hijos pudieran sufrir al extrañarla aún más cuando se fuera, no podía ni siquiera acercarse a nosotros para abrazarnos. Me sentía triste al pensar en cómo se habría sentido mi mamá.

A través de este pequeño recuerdo de mi infancia, pienso en los sufrimientos que nuestra Madre celestial atraviesa. Pensando en el momento en que Ella esté con todos sus hijos para siempre en el reino celestial, ¿cuántas lágrimas estará derramando nuestra Madre celestial, venciendo todos los sufrimientos en esta tierra?

Imagino el hogar celestial que nuestro Padre y nuestra Madre celestiales están preparando para nosotros mediante su amor y sacrificio. ¡Disfrutaremos de nuestro tiempo allá, corriendo de la mano de nuestros hermanos y hermanas!

La Fiesta de las Trompetas – conmemoración tocando trompetas
La Madre Jerusalén sufre en lugar de sus hijos para su salvación
 

Temas relacionados : , , , , , , , ,

 

11 comentarios

  1. Lucy says:

    Madre es nuestra protección desde el comienzo de nuestra vida.

    Y para un niño, la existencia de su madre es su mayor fuerza. Cuando está sin su madre, no se siente estable. Pero cuando está con su madre, se siente seguro y alegre ya que se siente bajo protección de su madre que le ama tanto.

    Nosotros como los niños, necesitamos a nuestra Madre Celestial quien nos protege bajo sus alas y nos guian hasta el reino de los cielos. Doy muchas gracias a nuestro Padre Ahnsahnghong y a nuestra Madre Celestial por eternidad. Y me gusta mucho que tengo muy linda familia de Sion. =D

  2. Angela says:

    Gracias Dios Padre y Dios Madre. Muy agradecido soy una parte de la familia WMSCOG^^

  3. linda says:

    Dios Madre (la Madre celestial) vino a esta tierra en la carne para llevarnos al reino de los cielos, a quienes están viviendo a esta tierra por el pecado del cielo olvidando toda la gloria del cielo. Dios Madre (la Madre celestial) siempre nos platica que nuestro hogar es el reino de los cielos y cuán hermosa es el reino de los cielos.
    Quiero regresar al reino de los cielos, nuestro hogar celestial lo más pronto posible con Dios Madre (la Madre celestial) donde está Dios Padre Ahnsahnghong. Y quiero restaurar mi recuerdo que estaba en el reino de los cielos con Dios Madre.
    Les doy gracias a Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre (la Madre celestial) por haber venido a esta tierra en la carne dejando toda la gloria del cielo para salvarnos.

  4. alba says:

    Los niños pequeños no pueden sentirse la alegría sin sus mamás
    pueden sentir la felicidad y el consuelo siempre con su madre.
    Así como la gallina junta sus polluelos debajo de sus alas, también la Madre celestial abraza a nosotros debajo de las alas de su amor.
    nosotros siempre podemos sentirnos alegre y cómodo porque Dios Madre está junto con nosotros.
    Doy gracias a Dios Madre por su amor que siempre está con nosotros y nos guia el camino de la vida

  5. Esteban says:

    Como esta fragancia de Sion, aunque haya reventaderos y dificultades, los niños se sienten la verdadera felicidad cuando estén con sus padres.
    ¿Espiritualmente es lo mismo?
    Vivimos en esta tierra por un tiempo, pero esta tierra no es un lugar donde estaremos viviendo para siempre.
    Los Padres celestiales(Dios Padre y Dios Madre) están preparando un hogar para la familia celestial.
    Y también están andando por un camino del sacrificio para nosotros olvidando sus dolores paraque nos lleven al hogar eterno.
    No nos olvidemos el amor y la gracia de los Padres celestiales, y tengamos siempre un corazón del agradecimiento.
    Y también esperamos un día en el que regresaremos al hogar celestial con el Padre y la Madre celestiales apoyándonos y amándonos unos a otros.

  6. Ana says:

    Hoy también nuestra Madre celestial trabaja desde muy temprano de la mañana hasta muy tarde de la noche sin descansar para que sus hijos puedan prepararse para ir al reino do los cielos. Y para buscar todos los hijos perdidos del cielo, Dios Madre vive una vida muy dura que no podemos imaginar y emular. Me gustaría buscar rápidamente nuestros hermanos espirituales, e ir a nuestra patria celestial donde no hay dolor y llanto y muerte, y vivir con Dios Padre y Dios Madre para siempre sin más separación. Gracias a Dios Madre por su gran amor y sacrificio.

  7. alma says:

    Dios nos enseñó los corazones de los padres celestiales a través de los padres terrenales.
    Como nuestros padres terrenales siempre quieren cuidar bien a sus hijos.
    Asi mismo nuestro Padre celestial y la Madre celestial vinieron a esta tierra para salvar a sus hijos celestiales.
    Y hasta ahora está trabajando nuestra madre celestial para que regresen sus hijos a su seno.

  8. joel gallardo says:

    Madre siempre carga incluso los sufrimientos de sus hijos aunque sea muy pequno.
    Ahora, nuestra Madre celestial siempre nos muestra su sonrisa escondiendo sus sufrimientos atras de ella.
    Esto es para que no estemos en la situación dura por el corazon.

  9. clara says:

    Aunque una casa muy buena y grande, si no eatá la madre, ¿cómo estaría?
    Nuestra casa celestial, el reino de los cielos donde no hay la Madre celestial(Dios Madre), no puedo imaginar y ni estará feliz. Quiero regresar rápido con la Madre celestial a nuestra casa eterna donde está el Padre Ahnsahnghong.

  10. Erika says:

    quiero regresar a nuestro hogar celestial donde no hay pena.. 🙂

  11. johnjose says:

    Para volver a la primera casa o en casa no sabrían cómo reconocer un hogar para ir a donde?

Comentario por correo