Madre celestial, Dios Madre, heredero de Dios

Aunque Ismael era el primogénito de Abraham, no fue el heredero,sino el segundo hijo Isaac. La razón por la que Isaac fue el heredero de Abraham es porque su madre es Sara, libre. Esta historia nos muestra que debemos ser hijos de la Madre celestial, libre.

Abraham, importante personaje bíblico

Pista de Abraham

Hace 3500 años, hubo un hombre que vivía en Harán (Harrán moderno), que es una de ciudades más antiguas sobre la tierra, ubicada en la frontera entre Siria y Turquía. Este recibió un llamado de Dios y después se trasladó de esta ciudad. Él es Abraham, a quien conocemos muy bien.

Después de salir de Harán, Abraham se convirtió en el antepasado físico y espiritual de los judíos. La Biblia escribe en detalle sobre Abraham desde su lugar de nacimiento, hasta cada suceso que él y su esposa Sara experimentaron en el camino a Canaán y los hijos que tuvo.

Lo que Dios quería decirnos a través de la familia de Abraham

¿Por qué Dios escribió la historia de la familia de Abraham dedicando un gran número de páginas en la Biblia? Además del título de “padre de la fe”, averigüemos lo que Dios quería decirnos a través de Abraham.

Abraham representa a Dios Padre

Lucas 16:19-24 “Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.”

Esta es la parábola del hombre rico y el mendigo Lázaro que Jesús enseñó. Hay algo inusual en esta parábola, es el lugar donde fue Lázaro después de su muerte. Podemos entender que Abraham es un personaje representativo de Dios a través del pasaje: “Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham”. Esta es la razón por la que Dios escribió la historia de la familia de Abraham dedicando una gran cantidad de páginas en la Biblia. En otras palabras, la historia de la familia de Abraham no es la simple historia de una persona, sino un ejemplo y guía para quienes desean entrar en el reino de los cielos.

El heredero de Abraham representa al heredero de Dios

¿A qué necesitamos prestar atención mientras estudiamos la historia de la familia de Abraham? Debemos prestar atención a quiénes fueron sus hijos, cuál fue su herencia, y cómo fue elegido el heredero. Así, el “heredero” es un asunto en el que necesitamos concentrarnos en la historia de la familia de Abraham. La razón es que el requisito del heredero que heredó los bienes de Abraham se convierte en el del heredero que heredará el reino de Dios. Ahora, averigüemos quién fue elegido como el heredero para recibir la herencia en la familia de Abraham.

Abraham y su heredero

Abraham tenía más de 75 años cuando moraba en Canaán. Él consultó a Dios sobre su decisión en la elección de su heredero.

Primer candidato de la herencia de Abraham, Eliezer

Génesis 15:2-3 “Y respondió Abram: Señor Jehová, ¿qué me darás, siendo así que ando sin hijo, y el mayordomo de mi casa es ese damasceno Eliezer? Dijo también Abram: Mira que no me has dado prole, y he aquí que será mi heredero un esclavo nacido en mi casa.”

Hasta ese momento, Abraham no tenía hijos. Su esposa Sara, que tenía más de 70 años, no podía tener hijos. Por tal motivo, Abraham quería elegir como su heredero a Eliezer, a quien había traído de la tierra de Damasco y había criado. Pero Dios tenía un plan diferente.

Segundo candidato, Ismael

Génesis 15:4-5 “Luego vino a él palabra de Jehová, diciendo: No te heredará éste, sino un hijo tuyo será el que te heredará. Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia.”

Dios dijo que Eliezer no sería su heredero. Y añadió “un hijo tuyo será el que te heredará”. Esto hizo preocupar a Abraham. Sara también debe de haberse sentido afligida por este asunto. Sin embargo, de acuerdo con la palabra de Dios un hijo nacido de Abraham debía ser su heredero. Así, Abraham tuvo un hijo a los 86 años por medio de Agar, la esclava de Sara. Este fue Ismael.

Génesis 16:1-2 “Sarai mujer de Abram no le daba hijos; y ella tenía una sierva egipcia, que se llamaba Agar. Dijo entonces Sarai a Abram: Ya ves que Jehová me ha hecho estéril; te ruego, pues, que te llegues a mi sierva; quizá tendré hijos de ella. Y atendió Abram al ruego de Sarai.”

Génesis 17:18 “Y dijo Abraham a Dios: Ojalá Ismael viva delante de ti.”

No había nada más que Abraham deseara. Un hijo nació de su propia carne y sangre de acuerdo con las palabras de Dios. Al tener un hijo a una edad avanzada, Ismael era la luz de sus ojos. Así, Abraham informó a Dios el nacimiento de Ismael y quiso que lo protegiera como el heredero, pero la voluntad de Dios era diferente.

Tercer candidato, Isaac

Génesis 17:19 “Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él.”

Dios dijo que el hijo que naciera de Sara, quien tenía 90 años en ese tiempo, tendría el derecho de ser el heredero de Abraham. Esto parece imposible para el hombre, sin embargo, Dios realizó este milagro.

Génesis 21:1-3 “Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho. Y llamó Abraham el nombre de su hijo que le nació, que le dio a luz Sara, Isaac.”

Finalmente nació el heredero que recibiría los bienes de Abraham. La voluntad de Dios se cumplió a través de Sara. Esto significa que Sara desempeñó un rol decisivo en la elección del heredero de la familia de Abraham.

El requisito decisivo para la herencia depende de la “Madre”

En ese tiempo en Israel el primogénito se convertía en el heredero. Si el heredero hubiera sido elegido simplemente por haber nacido primero y por la línea paterna, Ismael habría sido elegido. No obstante, Isaac fue elegido como el heredero, lo cual significa que el requisito decisivo para la herencia depende de la “Madre”. Finalmente, Ismael fue expulsado sin recibir la herencia de Abraham, mientras que Isaac, quien heredó la sangre de Sara, se convirtió en el heredero.

¿Qué nos quiere enseñar Dios a través de la historia de la familia de Abraham?

Los herederos del reino de los cielos deben ser hijos de la Madre celestial

“Nosotros” indica al pueblo de Dios que será salvo. Pablo escribió que los que deseen heredar el reino de los cielos deben ser hijos de la Madre celestial.   

Gálatas 4:26-30 “Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.[…]Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa. Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora. Mas ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre.”

Solo los hijo de la libre, la Madre celestial podrán heredar el reino de Dios     

Una vez más debemos pensar a través de quién recibió Isaac los bienes de Abraham. La Biblia testifica claramente a quién necesitamos para convertirnos en los hijos de la promesa como Isaac y heredar el reino de los cielos.

Gálatas 4:31 “Mas ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre.”

La “libre” es “nuestra Madre, la Madre celestial”. En otras palabras, los que creen en Dios y quieren recibir la salvación deben ser hijos de la Madre celestial, Dios Madre. ¿Los cristianos de hoy en día, que insisten en creer en Dios Padre, pueden ser los herederos de Dios sin creer en Dios Madre? Las entidades religiosas preexistentes, que creen solo en Dios Padre, están en la misma situación que Ismael. Así como Isaac recibió la herencia de Abraham a través de su madre Sara, nosotros también necesitamos creer en la Madre celestial para heredar el reino de los cielos. Esta es la profunda voluntad que Dios quería explicarnos a través de la historia de la familia de Abraham.

Los que no conocen a Dios Madre serán destruidos
Dios Madre y la mitocondria
 

Temas relacionados : , , , , , ,