Nueva Jerusalén, Dios madre, Madre celestial

¿Dónde y cómo se establecerá la Nueva Jerusalén? ¿Sería en la Jerusalén de Medio Oriente  o en otro lugar? ¿Cuál es el secreto de la Nueva Jerusalén que debemos conocer en esta época?

¿La Nueva Jerusalén se establecerá físicamente en Jerusalén?

Mientras predicaba el evangelio, conocí a un cristiano que confesaba lo mucho que amaba a Jesús. Conversando diversos temas llegamos a discutir acerca del “Templo de la Nueva Jerusalén”, profetizado en el libro de Apocalipsis. Y jactanciosamente dijo: “Ahora, pronto se establecerá el Templo de la Nueva Jerusalén en Jerusalén”.

Es imposible establecer físicamente el Templo de la Nueva Jerusalén 

Según la Biblia, los materiales de la Nueva Jerusalén son diversas joyas

Fue una gran sorpresa para mí, porque el Templo de la Nueva Jerusalén descrito en el libro de Apocalipsis capítulo 21, es una estructura que hace imposible que se construya con la mano del hombre. Las paredes del edificio deben estar edificadas de jaspe, con los cimientos adornados con doce clases de piedras preciosas. Y las doce puertas están hechas de perlas y las calles de la ciudad son de oro puro, diáfanas como cristal.

Y su tamaño es tremendamente impresionante

Además, el tamaño es tremendamente impresionante, pues la ciudad en forma de cubo es de 2200 km de longitud, anchura y altura, respectivamente. De esta manera, no podemos dejar de aturdirnos por el hecho de que realmente prevean la construcción de la ciudad de Jerusalén, que probablemente solo es posible en una especie de película de ciencia ficción. Sería más fácil para Palestina e Israel llegar a un acuerdo y lograr la unificación pacífica.

Triste historia de Jerusalén

329-2

¿Podría ser Jerusalén “la ciudad de la paz” como indica su nombre?

La palabra Jerusalén contiene el significado de “la ciudad de la paz”. Cuando David, que guio la edad de oro de Israel, llegó al trono, tomó la tierra de los jebuseos en Canaán y trasladó el arca del pacto de Jehová, convirtiéndolo en el centro de la política, la sociedad, la cultura y la religión. Jerusalén también es conocida como un lugar que los jebuseos se jactaban de que hasta los ciegos y los cojos podían custodiar. Era tan sólida que creían firmemente que no podía ser destruida en absoluto. Desde que el templo fue establecido por Salomón, hijo de David, el pueblo de Dios consideraba la ciudad de Jerusalén como la más sagrada y gloriosa.

En 70 d. C., fue capturada por el ejército romano. Jerusalén quedó envuelta en llamas y reducida a cenizas con miles de víctimas. Este desastroso resultado fue el precio que tuvieron que pagar porque abandonaron el pacto de Dios y crucificaron a Cristo.

Fue alrededor de 600 d. C., cuando Jerusalén, la ciudad santa para los que creían en Dios, cayó en manos del islamismo. Aunque Jerusalén en ese momento parecía bastante desolada, con solo escombros, se convirtió en un lugar sagrado para el arrepentimiento y la peregrinación con un flujo constante de turistas y peregrinos que la visitan. Sin embargo, el poder del islamismo que se había apoderado de Jerusalén comenzó a obstaculizar la peregrinación.

Inicio de las Cruzadas para recuperar Jerusalén

En 1095, el papa Urbano II hizo un llamamiento para recuperar Jerusalén en el Concilio de Clermont, el cual impulsó la percepción de los europeos que no podían evitar lamentarse por el hecho de que Jerusalén, la depositaria de las reliquias sagradas estuviera en posesión del islamismo. Para proteger la peregrinación a Jerusalén, la tierra santa, se organizaron varios caballeros de la Orden del Temple; a esto se le llamó las “Cruzadas”. A pesar de que era una expedición en la que arriesgaban su vida, miles de personas incluso jóvenes solicitaban participar en las Cruzadas por la sencilla razón de que podían ir a Jerusalén.

En consecuencia, a fines del siglo XI, Jerusalén cayó en un sangriento campo de batalla entre el poder del islamismo y la Iglesia Católica. Las Cruzadas habían estallado. La Primera Cruzada capturó Jerusalén en 1099 y masacró cruelmente a los entonces residentes, judíos y musulmanes. Más tarde, en 1187, Jerusalén cayó nuevamente en manos del islamismo bajo la dirección de Saladino de Egipto. En 1270, cuando la guerra estaba a punto de terminar con la derrota de la Cruzada, Jerusalén quedaba en ruinas e impregnada con la sangre de un sinnúmero de personas.

 Aunque los judíos deambularon errantes durante dos mil años y pudieron recuperar milagrosamente Jerusalén en 1948, esta ciudad sigue siendo una tragedia en el siglo XXI. No hay indicios de paz y soldados armados hasta los dientes andan por todas partes. En Jerusalén, las cicatrices por la guerra, todavía son muy profundas y los rescoldos de la guerra nunca se apagan; irónicamente, no obstante, Jerusalén significa “la ciudad de la paz”.

La realidad del momento es que Jerusalén está teñida de rivalidad y división

Permanece el nombre donde solía ser el templo y solo quedaron las mezquitas, sin embargo, no han disminuido, lo que solo hace que sea más doloroso. La realidad del momento es que Jerusalén está teñida por la rivalidad y división, pese a que sigue siendo considerada como la tierra santa de diversas religiones. Dichas religiones como el cristianismo, el judaísmo, la Iglesia Católica, el islamismo y la Iglesia Ortodoxa Griega ejercen propiedad sobre la tierra diciendo “esta es mi tierra”, y la han dividido en sectores. Originalmente David siguió la base esencial de la fe, pero ahora no se puede encontrar. Jerusalén se ha convertido en un lugar donde es difícil hallar el verdadero significado de Dios como la Tierra Santa.

¿Dónde y cómo se establecerá el Templo de la Nueva Jerusalén?

Entonces, ciertamente ¿cómo podría Dios dar la salvación en un lugar donde no se puede borrar la desgracia y que va en contra de su voluntad? ¿Sería posible que el Templo de la Nueva Jerusalén, testificado en el libro de Apocalipsis, se establezca allí? Como se ha señalado anteriormente, desde el punto de vista del sentido común, es imposible establecer el Templo de la Nueva Jerusalén en la Jerusalén física.

La Nueva Jerusalén no es un edificio

Entonces, ¿dónde y cómo se establecerá el Templo de la Nueva Jerusalén? Si analizamos detalladamente la profecía del apóstol Juan, podemos entender fácilmente que Jerusalén no es un edificio.

Apocalipsis 21:9-10 “Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios.”

Apocalipsis 3:12 “Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.”

El apóstol Pablo testifica concretamente sobre la realidad de Jerusalén, que descendía del cielo.

Gálatas 4:26 “Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.”

La Nueva Jerusalén es nuestra Madre celestial, Dios Madre

El Templo de la Nueva Jerusalén que refleja la gloria de Dios no es un edificio que se establecerá en el Medio Oriente; sino Dios Madre que guiará la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial, Sion que guarda las fiestas solemnes de Dios. A fin de recibir la salvación, debemos ir a Dios Madre, que es el verdadero significado de la Ciudad Santa y buscarla en esta época del Espíritu Santo. El profeta Isaías profetizó que cuando la Sion desolada sea restaurada, entonces el pueblo de Dios verá su luz y se reunirá como nubes y como palomas  (Is. 60:1-9). Y ahora somos testigos de esa profecía en los apacibles brazos de la Madre.

Isaías 33:20 “Mira a Sion, ciudad de nuestras fiestas solemnes; tus ojos verán a Jerusalén, morada de quietud, tienda que no será desarmada, ni serán arrancadas sus estacas, ni ninguna de sus cuerdas será rota.”

Isaías 60:1-9 “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. […] Alza tus ojos alrededor y mira, todos éstos se han juntado, vinieron a ti; tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán llevadas en brazos. […] ¿Quiénes son éstos que vuelan , y como palomas a sus ventanas? […]”

Los miembros del estranjero están llegando a Corea donde está Dios Madre, la realidad de la Nueva Jerusalén. Vienen volando de lejos , y como palomas a sus ventanas, para ver la gloria de la Madre Jerusalén, de acuerdo con las profecías de la Biblia.

Dios Madre y la mitocondria
El huevo de Colón y la Pascua de Ahnsahnghong
 

Temas relacionados : , , , , , , ,

 

10 comentarios

  1. Angela dice:

    La Biblia es simplemente increíble porque a través de la historia de Jerusalén podemos entender la Nueva Jerusalén nuestra Madre Celestial.

  2. Daniel dice:

    La Biblia testifica que la Nueva Jerusalén no es una ciudad establecida por hombre en algun lugar física sino nuestra Madre Celestial establecida por Dios Padre, Cristo Ahnsahnghong.
    Si creen en la Biblia, deben creer en Dios Madre para ser salvos.
    Vengan a la Iglesia de Dios que es Sion, y encontren a la Madre celestial.

  3. Alma dice:

    Viendo toda la profecía de la Biblia podemos entender la voluntad de Dios.
    En está época según la profecía de la Biblia los miembros del extranjero están llegando a Corea donde está Dios Madre,
    La Nueva Jerusalén es nuestra Madre celestial.

  4. clara dice:

    La Nueva Jerusalén no es un edificio sino representa a nuestra Madre celestisl, así como el Cordero no es un animal sino representa a Cristo. La Madre celestial vino a esta tierra en cuerpo solo para sus hijos celestiales. Le doy muchas gracias por su gran amor.

  5. Daniela dice:

    La Nueva Jerusalén, verdadera “ciudad de la paz” donde podemos ser consolados, protegidos y ser salvos es bajo amor de nuestra Madre celestial!

  6. linda dice:

    Como David físico estableció la Jerusalén física en Israel, Cristo Ahnsahnghong que es David profético, estableció la Nueva Jerusalén, la Jerusalén espiritual. La Biblia testifica que la Nueva Jerusalén es nuestra Madre celestial quien vino a esta tierra en la carne en los últimos días para nuestra salvación. Le doy gracias a su gran amor.

  7. Lucy dice:

    Espero que se alumbre la gloria de la Madre Celestial a todo el mundo y todo el pueblo venga a la luz de gloria de nuestra Madre Jerusalén.

  8. Rocio dice:

    La Jerusalén, tierra santa, donde Dios vino y se sacrificó por salvarnos, nos muestra la importancia de Jerusalén. Sin embargo,la Jerusalén que debemos buscar en esta última época no es la Jerusalén física ubicada en palestina, sino la nueva Jerusalén, nuestra Madre celestial.
    En Sacarías 8:3 Así dice Jehová: Yo he restaurado a Sion, y moraré en medio de Jerusalén; y Jerusalén se llamará Ciudad de la Verdad, y 22 vendrán muchos pueblos y fuertes naciones a buscar a Jehová de los ejércitos en Jerusalén, y a implorar el favor de Jehová.14:8 Acontecerá también en aquel día, que saldrán de Jerusalén aguas vivas …
    Así la Biblia profetiza que en Jerusalén está la salvación y el agua de la vida y allí mora Dios. en otras palabras la nueva Jerusalén, nuestra Madre celestial nos salvará y nos dará el agua de la vida.
    Por lo tanto, debemos buscar sin falta a la Jerusalén, Dios Madre para nuestra salvación.
    Ahora en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial está la nueva Jerusalén, nuestra Madre celestial y nos está dando el agua de la vida. Espero que todos Vengan a la Iglesia de Dios y reciban la bendición de salvación.

  9. Nathaly dice:

    Gracias a Dios Elohim por su inmensa bendición y permitirnos conocer la verdad de la Nueva Jerusalén … es imposible encontrar a la nueva Jerusalén con el sentido común.
    Nuestra Madre es «la ciudad de la paz»..solo en Ella encontraremos la paz eterna en el inefable reino de los cielos.

Comentario por correo