sacrificio de Cristo en su segunda venida, Cristo, salvación,

Para completar la salvación es necesario el sacrificio en la cruz en su primera venida y también el de Cristo en su segunda venida

El sacrificio de Dios no terminó por la primera venida

La Biblia testifica a través de muchos versículos que toda la humanidad está destinada a morir según sus pecados, y también profetiza el sacrificio y padecimiento que Cristo debe sufrir para salvarla. Según estas profecías, Jesús vino a esta tierra para salvar a toda la humanidad hace dos mil años. A fin de cumplir la profecía de la ofrenda de expiación, la vida de Jesús fue una serie de sacrificios y aflicciones. Sacrificándose en la cruz en lugar de la humanidad que debía ser castigada con la muerte, Jesús cumplió la profecía de expiación. Sin embargo, la profecía sobre el sacrificio de Dios aún no terminó. La Biblia profetiza varias veces sobre el sacrificio de Cristo en su segunda venida, Dios Padre, y Dios Madre que han venido en esta última época para salvar a toda la humanidad.

Dios aparecerá por segunda vez para salvar a la humanidad

Hebreos 9:28 “así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.”

Cuando Cristo aparezca por segunda vez, padecerá mucho y será desechado por esta generación.

Lucas 18:8 “Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?”

Lucas 17:24-25 “Porque como el relámpago que al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro, así también será el Hijo del Hombre en su día. Pero primero es necesario que padezca mucho, y sea desechado por esta generación.

¿Qué significan estas palabras? ¿Acaso no quieren decir que Cristo se sacrificará y padecerá en su segunda venida?

Los que niegan la necesidad del sacrificio de Cristo en su segunda venida

Sin embargo, los que calumnian a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial insisten en que el sacrificio de Dios ya había terminado con el sacrificio de Jesús hace dos mil años y ese sacrificio ya no era necesario, para negar el sacrificio de Cristo en su segunda venida Ahnsahnghong y la Madre Celestial que vinieron en esta última época para la salvación de toda la humanidad. Su insistencia es la siguiente:

Insistencia de los que difaman a la Iglesia de Dios

La Biblia dice que Jesucristo se ofreció a sí mismo una sola vez para siempre (He. 9:28, 7:27). Esto explica que Cristo se sacrifica solo una vez. Sin embargo, la Iglesia de Dios enseña que hay dos o tres veces más que Cristo debe sacrificarse incluso después del sacrificio de Jesús en la cruz. La evidencia bíblica sobre el sacrificio de Cristo Ahnsahnghong y de la Madre celestial no puede hallarse en ninguna parte.

Además, hacen trabajar a sus miembros hasta agotarse para la iglesia, diciendo que deben seguir el sacrificio de Cristo. Especialmente hacerles dormir menos y sentir culpabilidad es un método que usan las sectas para lavarles el cerebro y controlarlos.

La razón por la que insisten así es porque no pueden discernir correctamente el sacrificio de Dios escrito en la Biblia, lo cual no solo contiene el sacrificio de la muerte como ofrenda de expiación, sino también el sacrificio que Dios debe sufrir mientras cumple el ministerio del evangelio. Los difamadores insisten en que la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial enseña que hay dos o tres veces más de sacrificio equivalente al de Jesús en la cruz, lo cual proviene de su ignorancia sin discernir la muerte como la ofrenda de expiación y el sacrificio durante el ministerio del evangelio.

El sacrificio como afrenda de expiación es necesario solo una vez

sacrificio de Cristo

No solo el sacrificio de la cruz de Jesucristo, sino la vida entera de Jesús en la tierra del pecado es el sacrificio mismo.

Cristo se sacrificó, derramando su sangre en la cruz como ofrenda de expiación por nuestros pecados que merecen la pena capital. Este tipo de sacrificio fue hecho solo una vez en su primera venida. Es porque Jesús nos redimió por completo de nuestros pecados que merecen la muerte, sacrificándose en la cruz como la realidad de las ofrendas de todas las fiestas. Así que el sacrificio como ofrenda de expiación ya no es necesario. En otras palabras, fue una sola vez en su primera venida que Jesús tomó el castigo de “morir” en lugar de nosotros como ofrenda de expiación. Ellos utilizan He. 9:28 y 7:27 para explicar el sacrificio de Cristo.

Hebreos 9:28 “así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.”

Hebreos 7:27 “que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo.”

Aparte de este tipo del sacrificio como la ofrenda de expiación, hay más el sacrficio que Cristo debe padecer para la salvación de la humanidad

No obstante, ¿fue su muerte en la cruz el único sacrificio de Cristo para salvarnos? No.

El hecho mismo de que Cristo haya venido a esta tierra en la carne al igual que nosotros, es una forma de sacrificio.

Primero, Jesús vino a esta tierra en la carne humillándose después de dejar toda la gloria del cielo para salvarnos, y llevó una vida dolorosa en la carne al igual que nosotros, los pecadores, que teníamos que morir. Por lo tanto, Dios ya se había sacrificado mucho por el simple hecho de venir en la carne a esta tierra que es una prisión espiritual.

Jesús llevó una vida dolorosa mientras estaba en esta tierra en la carne; ¿acaso esto no es un sacrificio?

Segundo, en lugar de tener una vida cómoda en esta tierra, Jesús llevó a cabo su ministerio por tres años en su primera venida para salvar a los pecadores. Llevó una vida miserable hasta decir: “Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza”. A pesar de ser despreciado y perseguido por la gente del mundo, siguió adelante para salvarnos. De este modo, la vida entera de Jesús fue el sacrificio mismo, no solo su muerte en la cruz, sino también su nacimiento y vida en la tierra, y su ministerio del evangelio.

Cuando Jesús venga por segunda vez, vendría en la carne y padecería

La muerte y sufrimiento de Cristo como ofrenda de expiación, se cumplió en su primera venida. No obstante, había el sacrificio de Cristo durante el ministerio del evangelio en su primera venida, y también lo habrá en su segunda venida.

A través de la primera venida, podemos deducir cómo será la segunda venida.

Examinemos este hecho. Jesús vino en la “carne” por primera vez y dijo: “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba”.

Juan 7:37 “En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.”

Sin embargo, también en los últimos días el Espíritu y la Esposa dicen: “El que tiene sed, venga; y tome del agua de la vida”. Se repite lo mismo.

Apocalipsis 22:17 “Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.”

el Esprítu Santo y la Esposa

Para darnos el agua de la vida en esta última época, el Espíritu Santo y la Esposa han venido a esta tierra en cuerpo.

Para cumplir la salvación de la humanidad es necesario el sacrificio de Cristo en su segunda venida y de Dios Madre

Entonces, ¿en qué forma vendrán el Espíritu y la Esposa para darnos el agua de la vida? Sin duda alguna, vendrán en la carne así como su primera venida para darnos el agua de la vida gratuitamente. Ya que el Espíritu y la Esposa vienen en la carne, el sacrificio de dejar atrás toda la gloria celestial y el sacrificio por el ministerio del evangelio son inevitables. Por lo tanto, el hecho de que la Biblia da testimonio del Espíritu y la esposa que vienen en la carne mediante el ejemplo de la primera venida, significa que también testifica sobre las dificultades y el sacrificio del Espíritu y la Esposa durante su ministerio del evangelio.

La insistencia de los difamadores de la Iglesia de Dios proviene de su incomprensión e ignorancia.

El sacrificio de Cristo Ahnsahnghong y de la Madre celestial que predicamos, es el sacrificio durante su obra del evangelio. Por lo tanto, su afirmación de que ya no necesita sacrificio después de la primera venida de Jesús, proviene de su incomprensión del verdadero significado de la Biblia, incluyendo Apocalipsis 22:17, y de su ignorancia que el sacrificio de Cristo fue solamente su muerte como ofrenda de expiación.

Los apóstoles de la iglesia primitiva también enseñaron a la gente que deberían seguir el sacrificio de Jesús; ¿esto era malo?

Además, han criticado que la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que transmite el sacrificio y amor de Cristo, lava el cerebro de la gente y controla su corazón. ¿Es incorrecto enseñar a trabajar fervientemente por el evangelio enfatizando el sacrificio y amor de Cristo para salvar a los pecadores que merecían la muerte? Si los difamadores afirman que esta enseñanza es la estrategia de una secta tratando de manipular el corazón de las personas, están diciendo que todos los apóstoles de la iglesia primitiva fueron los que lavaban el cerebro de la gente y manipulaban su corazón. Es porque todos los apóstoles enseñaban lo mismo.

Filipenses 2:5-8 “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,  el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.”

1 Pedro 2:21 “Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;”

¡Qué ignorante es su insistencia! ¿Qué tipo de personas son para llamar la mentalidad de los obreros del evangelio “lavar el cerebro” para oponérsenos? Todas sus insistencias son del corazón celoso de Satanás porque los espíritus que estaban destinados a morir en el infierno regresarán al reino de los cielos.

Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre son los Salvadores en esta última época, que se sacrificaron toda su vida para salvar a la humanidad

A través de los versículos anteriores, podemos comprender claramente que su insistencia es falsa e incorrecta como resultado de malinterpretar la Biblia. Cristo en su segunda venida Ahnsahnghong y la Madre celestial han venido a este mundo donde no había verdad ni amor, para salvar a toda la humanidad que se dirigía a la muerte. Todos convirtámonos en los verdaderos hijos de Dios, agradezcamos su sacrificio y esforcémonos por seguir los pasos de ese sacrificio.

Me gusta y Compartir :
La Esposa mencionada junto con el Espíritu en Apocalipsis 22, es Dios Madre
El nombre nuevo en Apocalipsis 2 es el nombre de Jesús en su segunda venida
 

Temas relacionados : , , , , ,

 

17 comentarios

  1. Daniel says:

    Muchas gracias a Cristo Ahnsahnghong y la Madre celestial que han venido a esta tierra en la carne para salvarnos dejando toda la gloria del cielo, por su sacrificio y su amor.

  2. luz Ortiz says:

    Padre y Madre del cielo muchas gracias por haber lavado mis pecados y permitirme trabajar para el reino de los cielos. Nosotros, los hijos de Dios predicamos el sacrificio de Cristo y caminamos para ir al reino de los cielos. Padre y Madre estando en esta tierra donde solo existe el amor propio, se sacrificaron y recorrieron un camino espinoso y aun nosotros herimos su corazón, nada de lo que hayamos podido retribuir el amor de DIOS. Padre y Madre reciba usted toda la gratitud por siempre.

  3. Erika says:

    Gracias al Padre y la Madre celestiales por haber venido a esta tierra por segunda vez para salvarnos cumpliendo la profecía del Espíritu y la Esposa. Creamos en Dios Padre y Dios Madre y seamos salvos.

  4. nizita says:

    Aun el hecho de que Dios vinó a esta tierra dejando la gloria del cielo es un gran sacrificio y amor por nosotros. Somos grandes pecadores y teniamos que morir,sin embargo, Dios nos dio la salvación con su sacrificio.

  5. jessica says:

    Gracias a Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre por haber venido a esta tierra para nuestra salvación.

  6. clara says:

    Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre vinieron a esta tierra solo para salvarnos.
    Nuestros Padres celestiales se sacrificaron mucho tiempo y ahora también están trabajando para guiarnos al reino de los cielos. Les doy gracias con todo mi corazón al Padre Ahnsahnghong y a la Madre celestial por su gran amor y el sacrificio.

  7. Ruben Gonzalez says:

    No podemos entender la significación y la profundidad de sacrificio de Dios Elohim. Dios Padre y Dios Madre amaron a los que traícionaron a los padres celestiales en el cielo y que fueron alejados a la tierra. ¡Cómo podemos entender sus gran amor! Solamente, Lo que podemos ser hijos de Dios es la gracia de Dios, que está dandonos gratuitamente ahora.

  8. disney says:

    Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre son nuestro Dios y nuestros salvadores que han venido a esta tierra en la carne. No niegen más a Dios Padre y Dios Madre quienes vinieron a esta tierra con gran sacrificio según las profecías de la Biblia, sino reciban a Cristo Ahnsahnghong y la Madre Celestial.

  9. Lucy says:

    Los hijos comprenden el sacrificio y el amor de sus padres. Y ¿cómo no reconoceremos el gran sacrificio de nuestros Padres Celestiales?
    Doy muchas gracias de corazón a Dios Elohim por hacernos sus hijos celestiales.

  10. Calli says:

    Ya que no teniamos la fe verdadera por no haber sido existido el mandamiento de Dios, hay que venir Cristo en su segunda venida sin falta para restaurarnos la fe verdadera.

  11. ester says:

    Les doy muchas gracias al Padre Ahnsahnghong y a la Madre celestial por haber venido a esta tierra en carne para salvarme.

  12. Naomi says:

    Mucha gracias a Dios Padre y Dios Madre por sus sacrificios.
    Por medio de ustedes, podía obtener la salvación.

  13. Mateo says:

    Grasias al Padre y a la Madre por darnos la salvación
    Sufriendo mucho…

  14. rosa says:

    Creo sin duda que nos aman Dios Padre y Dios Madre.
    Gracias a Dios Padre y Dios Madre.

Comentario por correo